InicioGuía de PoloniaDe compras por Polonia

De compras por Polonia

Es normal que cuando hacemos un viaje por vacaciones o por negocios a un país como Polonia queramos traer recuerdos para nuestros amigos y familiares, y también es normal no tener muy claro que podemos comprar exactamente que sea de Polonia. A continuación, unas recomendaciones sobre qué comprar en Polonia, y dónde

En algunos puestos callejeros, y en algunas tiendas, tienen las típicas muñecas rusas "Matrioshki", y llevarnos de vuelta una de estas bonitas figuras es como visitar España y llevarnos de souvenir... ¡un sombrero mejicano!.

Ahora que ya sabemos que bajo ninguna condición debemos de comprar una muñeca rusa como recuerdo de Polonia, veamos lo que sí podemos comprar como típico del país.

Las tiendas en Polonia suelen tener un horario que va desde las 8-10 a.m. hasta las 6 ó 7 p.m. (algunas tiendas de alimentación abren a las 6 a.m.). Los sábados las tiendas cierra algo antes, entre las 5 y las 7 p.m. Los grandes almacenes suelen cerrar siempre hacia las 6 p.m. Los domingos, la mayoría de las tiendas, como en España, permanecen cerradas.

 

Ámbar del Báltico

El ámbar está presente en la cultura y el arte de Polonia desde el comienzo de los tiempos. De hecho, la artesanía del ámbar es una de las razones por las cuales diversas culturas se instalaron en lo que es en la actualidad Polonia. Era ya un producto muy apreciado por los romanos, y en nuestros días no ha perdido su valor artístico.

El ámbar es una gema de origen orgánico, como el azabache o las perlas. Se trata de la resina que hace millones de años quedó fosilizada. La costa báltica es uno de los lugares del mundo donde se encuentra ámbar con mayor profusión y calidad. Habitualmente es amarillento, pero puede variar el tono desde marrón hasta color crema. La mayor parte del ámbar se trabaja en Gdańsk, pues es en sus alrededores de donde extrae principalmente.

La mejor idea si queréis comprar ámbar es buscar en tiendas importantes, y así evitaremos comprar piezas falsificadas, o de escaso valor. Hay siempre joyerías y tiendas en los cascos antiguos de todas las ciudades (Especialmente en Gdańsk), donde podremos comprar toda una variedad de anillos, collares, prendedores, etc, de metales preciosos con piezas de ámbar ensartadas.

Lógicamente el ámbar se encarece con su calidad, para lo cual hay que mirar que su color sea homogéneo, y que no presente burbujas de aire.

 

Joyería

En Polonia se trabaja especialmente la plata, y la variedad de diseños es francamente impresionante. Se pueden encontrar piezas absolutamente clásicas, y trabajos modernos y actuales en casi cada zona antigua turística. La plata es relativamente barata en Polonia, y la joyería de plata con ámbar es preciosa en este país.

Además, la variedad de diseñadores y la explosividad de ideas, hace que se pueda encontrar piezas de plata para cualquier gusto y edad.

 

Artesanía popular

Si no se tiene una idea clara de qué llevar como recuerdo a nuestros amigos, lo mejor es ir a una tienda Cepelia a ver la artesanía popular polaca, y comprar a unos precios que os dejaran con la boca abierta maravillas de la artesanía. Hay artesanía de madera, joyería, ropa, cuero... infinidad de cosas, incluso juguetes artesanales.

Las tiendas Cepelia (Que son una cadena de tiendas en las que se vende artesanía de gran calidad popular a precios más que razonables) están por toda Polonia, y habitualmente se encuentran en las zonas más turísticas. Por ejemplo en Cracovia Cepelia está en Sukiennice (En la Plaza Mayor, Rynek Główny), en Gdańsk en la plaza mayor también, en Varsovia en más de una docena de lugares...Lo mejor es que si pensáis comprar algo, echéis un ojo a la cadena y busquéis la tienda que más cerca os quede durante vuestro viaje: http://www.cepelia.pl/english/index.htm

Artesanía montañesa

En las zonas montañosas al sur de Polonia la artesanía es bastante particular, reflejando las costumbres de estas gentes. De esta artesanía se puede destacar los calceties de lana, los kierpce (una especie de albarcas de cuero), los chalecos bordados (serdak), o los alimentos como el queso de oveja oszczypek. Este tipo de artesanía se puede encontrar en la región de Podhale así como en las tiendas Cepelia en general.

Cerámica

Polonia es un país en el que las rocas no abundan, precisamente. Únicamente en las zonas montañosas se ven construcciones de piedra, y así se explica que en las llanuras no se construya con piedra, sino con ladrillos. Seguro que os habéis fijado en que la mayoría de los palacios son de ladrillo, no son de sillares de piedra.

Esto también explica el desarrollo de la cerámica en Polonia, dada la abundancia de la materia prima y el profundo conociemiento de la misma por los alfareros polacos. La alfareria de Kashubia es reconocida especialmente por su calidad.

Artesania de madera y papel

En muchas tiendas se pueden comprar tallas de madera representando profesiones, y las típicas escenas de papel recortadas. Estas últimas son muy delicadas, y lo mejor que se puede hacer es enmarcarlas cuando se llegue a casa. Es una artesanía muy simple, pero muy elaborada a la vez.

En cuanto a las tallas de madera, es típico encontrar en las tiendas figuras representando zapateros, herreros, rabinos leyendo, pescadores... con una fisonomía muy característica: cabezas grandes y alargadas, con un par de ojos inmensos. Esta figuras suelen estar revestidas por colores muy intensos, que las hacen especialmente bonitas.

También se puede comprar cajas de madera con tiras de latón engastado, pues las hay de muchos tamaños y formatos, que pueden servir de perfecto estuche para ese amigo que tenemos que colecciona plumas, o anillos, o cualquier cosa.

 

Comprar en las tiendas Cepelia es siempre seguro de garantía. Estas tiendas pertenecen a una cadena seria que da calidad a buen precio. Sin embargo, muchas cosas se pueden comprar en los mercados en la calle, o en los puestos semipermanentes que hay en todas las ciudades y rincones turísticos. Nuestra recomendación es comprar lo que nos guste en cuanto lo veamos, si el precio nos convence, y no pensar luego si lo podríamos haber consegiudo más barato en otro lugar. Únicamente recomendamos que compréis el ámbar y la joyería en tiendas especializadas por razones obvias, pero esta claro que cualquier otro tipo de artesanía cerámica será de calidad en cualquier lugar.

Lo que también esta prácticamente garantizado en Cepelia es que si pasamos allí media hora, saldremos con regalos para todos los familiares, amigos, y puede que incluso para gente que no pensabamos llevarles nada.

Particularmente en Varsovia, hay una tienda en la misma calle donde está la catedral de San Juan en Stare Miasto (Si caminamos desde el castillo hacia la plaza, en la acera de la derecha), donde la amabilidad de los dueños es exquisita, y sus productos maravillosos. Además, hablan un poco de español, y se puede pagar en esta tienda en varias monedas, como euros, y es posible que incluso el redondeo sea a la baja. Simplemente, ¡un lugar donde saben hacer clientes!.

 

Cristal de Silesia

Si el cristal de Bohemia en la República Checa es famoso por su calidad, no lo es menos el de Silesia. Hay muchas factorías que se dedican a esta artesanía, y no es incluso extraño encontrar vendedores en España en ferias de artesanía o ferias de muestras, como la Feria Internacional de Muestras de Gijón, donde siempre hay un artesano con sus productos, a unos precios muy buenos.

 

Recuerdos religiosos

No es que los polacos tengan obsesión por la religión y tengan un tipo de artesanía especial para ella, sino que tienen adornos que en pocos lugares podréis encontrar. Se trata de las bolas para árbol de navidad, hechas en vidrio y pintadas a mano. Si viajáis antes de Navidad, podéis comprar alguna, y durante muchos años por esas fechas recordaréis vuestro viaje. Por supuerto, se trata de un vidrio finísimo que debe ser cuidado con el mayor mimo. Además, también se pueden encontrar figuras de madera que representan ángeles o nacimientos completos.

En Semana Santa también podréis encontrar "artesanía de temporada", como huevos pintos o huevos revestidos papel, dulces, y chocolates (aunque esto último no sea muy tradicional, ¡Pero quien es capaz de resistirse!).

 

Comida y bebida

Si quermos comprar comida y bebida para llevar como regalo, hay varias cosas que son casi de obligatoria compra, como por ejemplo el vodka.

Los vodkas más famosos son Chopin (En una esbelta botella esmerilada), Wyborowa y Premium. Pero además del vodka puro, hay varios tipos de vodka como żubrówka ("Vodka de bisonte", cuyo sabor se debe a llevar hierbas del parque nacional de Białowieża), wiśniówka (vodka de cerezas), myśliwska (vodka de juníperos) y muchos otros dependiendo de la región que visitéis. Pero los licores polacos no se terminan con el vodka. Son famosos además el krupnik (licor de miel) o el winiak (brandy de uvas), entre otros.

El vodka se venía vendiendo tradicionalmente en botellas de medio y cuarto de litro. Por regulaciones de la Unión Europea, las botellas de cuarto son susutituidas por botellas de 20 cl, que son perfectas como souvenir.

El vodka puro debe de ser serivido muy frío, mientras que el vodka de sabores puede ser servido a temperatura ambiente.

La cerveza polaca es muy sabrosa, y hay muchas marcas, aunque si hay que destacar alguna se puede nombrar EB, Okocim, żywiec, y Strong.

Si lo que queremos es llevar algo de comida, lo que no puede faltar son los chocolates de Wedel (hechos en Varsovia), o Wavel (hechos en Cracovia). Tienen una variedad de productos inmensa, desde tabletas de chocolate puro y de sabores, hasta bombones en unas cajas metálicas muy bonitas. Además, se pueden llevar embutidos (como kiebałsą o kabanosi), o miel. Estos se pueden comprar en los mercados, o en tiendas de recuerdos, aunque en estas últimas el precio será mucho mayor.

 

Ropa

En las principales ciudades de Polonia encontraréis cadenas de ropa de multinaciones como Mango y Zara, aunque los precios allí de estas prendas no son especialmente baratos.

Siempre es un regalo recurrente comprar alguna camiseta decorada con algún motivo de la ciudad que estéis visitando, pues hay varias empresas que las producen, habiendo modelos desde "tirando a hortera", hasta camisetas tan bonitas que las usaréis durante años aunque solo sea para pintar por casa y dormir la siesta. Parece que este tipo de camistas en los últimos años se han convertido en un clásico de Europa Central (¿Quién no has visto la típica camiseta de Kafka paseando por Praga?), y desde luego es una buena oportunidad ir a Varsovia o Cracovia para comprar varias.

Si lo que precisáis es algo más sofisticado, los trajes de Bytom, las camisas de Wólczanka y los abrigos de Próchnik no tienen mucho que envidiar a la moda más clásica de otros países europeos.

Echad un vistazo si visitáis Varsovia a las boutiques de los diseñadores Andrzej Kłoda (Al final de Krakowskie Przedmiescie) y Maciej Batycki (en ul. Złota).

 

Libros y discos

En todas las ciudades de Polonia hay muchas librerías y tiendas de discos. La cadena EMPYK es una especie de FNAC a la polaca. Allí podréis comprar discos, películas, revistas y libros de cualquier tipo. Sus dependientes saben lo que venden, y habitualmente hablan inglés (y si no, alguien lo hará en otro departamento). Hay muchas otras tiendas, pero en EMPYK encontraréis con seguridad lo que buscáis:

http://www.empik.pl

 

La compra cotidiana

Finalmente, tal vez lo que os interese sea las compras de cada día, si vais a ser Erasmus, o si vais a trabajar allí. No hay ningún problema, porque las tiendas allí son como en España, habiendo desde pequeñas tiendas de ultramarinos donde podréis comprar el pan y la leche cada día, y los supermercados como Tesco y otras cadenas mas regionales. Además, grandes hipermercados como Auchan (Alcampo), Carrefour o Leclercq están presentes en las grandes ciudades. En los últimos años también han abierto allí establecimientos hipermercados de electrónica como MediaMarkt o de muebles como Ikea.

 

¡Que tengáis buena compra!